RESEÑA HISTÓRICA

 

resena-historica

 

La presencia de los agustinos en Santander, siempre en el campo de la educación, se remonta al año 1902. Nuestro Colegio tiene sus orígenes en las escuelas de Rúa Mayor y en el Colegio Cántabro, orgullo que fue de sus alumnos y de la ciudad entera de Santander. Este Colegio, uno de los mejores de Europa, funcionó en nuestra ciudad de 1917 a 1936 y fue dirigido, en su parte académica por los PP. Agustinos.
Al empezar la guerra española, el Cántabro fue incautado, pero al liberarse la ciudad de Santander, en el año 1937, los agustinos decidieron reemprender sus tareas docentes y, de manera provisional, y para aquel curso del 37-38, adecuaron un pequeño piso en la calle Castelar, 41, donde un centenar de niños, en su mayoría del Cántabro, recibían sus clases.
En el curso 38-39 los agustinos ya pudieron iniciar las clases en el Colegio-Preceptoría que habilitaron en la calle Alcázar de Toledo, con el mismo profesorado del Cántabro y sirviéndose del material de enseñanza que allí había, pero con nuevo nombre, el Colegio empezó a llamarse «San Agustín».
Desde estos primeros momentos se llevan a cabo una serie de diligencias encaminadas a conseguir los primeros e imprescindibles reconocimientos oficiales. Conseguidos éstos, los agustinos comenzaron su labor de forma callada y constante.
Los frutos no se hicieron esperar. El curso 38-39 lo terminaron 200 alumnos, y en el curso 40-41 las solicitudes superaron con creces las posibilidades del espacio; tuvieron que rechazar por ello peticiones, y el curso terminó con 340 alumnos. La ampliación era inevitable. En septiembre del 41 ya se estrenaban las nuevas instalaciones: mejores clases, mejores patios, salón de actos... Más adelante se fueron ampliando éstas, pero cada vez se hacía más urgente buscar un lugar donde construir un Colegio adecuado a las nuevas necesidades.
Así, llega 1972, cuando se compra un terreno en las proximidades de El Sardinero, y el afamado arquitecto D. Ricardo Lorenzo diseña el Colegio que todos conocemos hoy.
Comenzó su funcionamiento el curso 1975-76 con un total de 1.100 alumnos y alumnas, detalle este importante, pues la coeducación se impuso desde el primer momento, y en aquel año de 1975 la educación mixta no se veía tan normal como de hecho se puede ver hoy. La cifra del alumnado ha ido creciendo progresivamente.